U.S. flag

Un sitio oficial del Gobierno de Estados Unidos

Saltar encabezado


Métricas operacionales de calidad del Censo del 2020: resúmenes a niveles por debajo de los estados

Written by:

Tiempo de lectura estimado: 7 minutos

Anteriormente este año publicamos dos conjuntos de métricas operacionales de calidad del Censo del 2020 (en inglés). Las métricas operacionales de calidad pueden proporcionar información importante sobre la calidad del censo al examinar cómo obtuvimos una respuesta de cada dirección. Publicamos estos primeros resultados para todo el país y para cada estado.

Se nos sugirió publicar algunas de las métricas a niveles más bajos de entidades geográficas, tales como condados o sectores censales. Para salvaguardar la privacidad de las personas encuestadas y la confidencialidad de sus respuestas, y en cumplimiento de una recomendación del grupo JASON (en inglés), no planeamos publicar métricas para jurisdicciones específicas por debajo del nivel de estado, pero sí proporcionamos resúmenes a niveles por debajo de los estados para cada estado para mostrar la variación y la extensión en el rango de las métricas operacionales de calidad entre las localidades en cada estado.

En este blog, proporcionamos puntos destacados de la publicación de hoy, tal como lo hicimos en la primera (en inglés) y en la segunda publicaciones. 

¿Qué se incluye en los resúmenes a niveles por debajo de los estados de las métricas operacionales de calidad?

La primera publicación de las métricas operacionales de calidad se enfocó en cómo resolvimos si cada dirección, incluyendo las unidades de vivienda y los alojamientos de grupo, estaba ocupada o desocupada, si se eliminaba (por ejemplo, era inhabitable o inexistente) o si permanecía sin resolver.

Ahora, proporcionamos resúmenes a nivel nacional y de los estados de las distribuciones de los condados y los sectores censales para métricas seleccionadas:

  • Porcentaje de todas las direcciones sin resolver (se destinaron a la imputación del conteo).
  • Porcentaje de todas las direcciones que se resolvieron por autorrespuesta (las personas respondieron por su cuenta, por teléfono o por correo).
  • Porcentaje de todas las direcciones que se resolvieron por autorrespuesta por internet.
  • Porcentaje de las direcciones que se resolvieron por autorrespuesta provenientes de respuestas por internet.
  • Porcentaje de hogares ocupados en el Seguimiento por Falta de Respuesta que se enumeraron con un miembro del hogar (un censista entrevistó a alguien que vivía en esa dirección).
  • Porcentaje de hogares ocupados en el Seguimiento por Falta de Respuesta que se enumeraron con un sustituto de la persona encuestada tal como un vecino, administrador del edificio o propietario.
  • Porcentaje de hogares ocupados en el Seguimiento por Falta de Respuesta que se enumeraron usando registros administrativos de alta calidad.
  • Porcentaje de hogares ocupados en el Seguimiento por Falta de Respuesta, excluyendo aquellos que se enumeraron con registros administrativos, que proporcionaron solo el conteo de la población y ninguna otra característica tal como la edad, el sexo, la raza, el origen hispano o la tenencia del hogar.

Calculamos cada una de estas métricas para cada condado y sector censal del país. Luego calculamos los valores de la media, la desviación estándar y la mediana de cada estado. 

¿Qué nos dicen estos números?

La media es la suma de todos los valores dividida por el número de condados o sectores censales en cada estado, lo que la mayoría de las personas llaman el “promedio”.

La desviación estándar nos dice cuánto difiere la medida promedio de una entidad geográfica específica del valor de la media. Es una buena manera de medir la dispersión de los números porque muestra la cantidad de variación. Si no hubiera variación y todos los condados y sectores censales tuvieran exactamente el mismo número, la desviación estándar sería 0. Típicamente, en las estadísticas, alrededor del 95 % de los valores estarán dentro de dos desviaciones estándares de la media.

Por último, la mediana es el punto medio de los datos. La mitad de los valores estará por debajo de la mediana y la mitad estará por encima de la mediana.

Hay que destacar que para cada uno de estos cálculos excluimos de los cálculos los sectores censales muy pequeños, los 336 sectores en el país (sin incluir Puerto Rico) con 20 unidades de vivienda o menos. Hicimos esto para proteger de mejor manera la confidencialidad y minimizar la influencia de las entidades geográficas demasiado pequeñas en las estadísticas. Por esta misma razón proporcionamos solo la media y la desviación estándar a nivel de condado para el Distrito de Columbia y los estados con menos de seis condados (Delaware, Hawái y Rhode Island).

Juntos, estos números proporcionan información importante sobre la distribución de las métricas operacionales de calidad en los condados y sectores censales en cada estado y en todo el país. Naturalmente, como en toda característica de población o vivienda, hay algunas diferencias entre entidades geográficas. Algunos condados o sectores, por ejemplo, tendrán valores más altos y otros más bajos que el promedio.

Por ejemplo, sabemos que a nivel nacional el 65.3 % de las direcciones del censo se resolvieron por autorrespuesta. Sin embargo, esto varió a través del país; algunas localidades fueron mucho más propensas que otras a responder por su cuenta. 

De todos los condados del país, la media resuelta por autorrespuesta fue del 58.1 %, con una desviación estándar del 12.2 % y la mediana fue del 59.7 %. De manera colectiva, esto nos dice mucho. Tanto la media como la mediana son más bajas que el promedio nacional de 65.3 %, lo que indica que muchos condados con menor población generalmente tienen tasas más bajas de autorrespuesta. Algo de eso se debió a la naturaleza del diseño operacional del censo (en inglés), en el cual se usaron distintos métodos de recopilación de datos, tales como Actualizar y Enumerar o Actualizar y Dejar (en inglés); ambos métodos tienen una tasa de autorrespuesta más baja que las áreas donde tradicionalmente se envían materiales por correo, y tienden a estar en áreas más rurales.

Otro ejemplo es la métrica para el porcentaje de hogares ocupados que en el Seguimiento por Falta de Respuesta se enumeraron con registros administrativos, lo que fue 18.4 % a nivel nacional. La enumeración de hogares usando registros administrativos de alta calidad fue una innovación planificada para el Censo del 2020. En nuestro resumen a niveles por debajo de los estados, entre todos los condados en los Estados Unidos la media fue del 16.5 %, con una desviación estándar del 6.0 %, y la mediana fue del 17.2 %. Aquí, tanto la media como la mediana se acercan al promedio nacional de 18.4 %, lo que sugiere que la variación a nivel de condado en todo el país es estadísticamente normal, como se esperaba. Hay cierta variación, como lo demuestran la desviación estándar y los promedios de los condados a nivel de estado, pero no hay patrones atípicos obvios que desplacen al centro demasiado lejos del promedio nacional.

Vemos patrones y variación similares con otras métricas de resúmenes a niveles por debajo de los estados.

¿Cómo puedo ver las métricas operacionales de calidad de los resúmenes a niveles por debajo de los estados?

Las métricas están disponibles aquí en una tabla descargable en la página web Calidad de los datos del Censo del 2020 (en inglés). Los números de la publicación de hoy (así como todas las métricas operacionales de calidad ya publicadas) también están disponibles en la página web Calidad de los datos del Censo del 2020.

Resumen

Los resultados del Censo del 2020 hasta ahora han demostrado otra vez que Estados Unidos es un país muy diverso y que esa diversidad varía de un estado a otro, de un condado a otro y de un lugar a otro. Las métricas operacionales de calidad del censo no difieren, en el sentido de que hay variación natural en todo el país. Las métricas de resúmenes a niveles por debajo de los estados que publicamos hoy muestran patrones similares a los que esperaríamos de una población con distribución normal. Algunos condados y sectores tienen valores más altos en algunas métricas y algunos tienen valores más bajos en otras métricas, pero no hay indicios de nada inesperado en los resultados.

El censo decenal es una operación muy compleja y ningún número individual puede cuantificar su calidad de manera definitiva. Pero las varias métricas operacionales de calidad que publicamos proporcionan información sobre cómo nuestras operaciones y procesos influyen en el conteo preciso de la población de nuestro país.

¿Qué otros indicadores de calidad estarán disponibles?

Durante este año, hemos estado compartiendo tanta información como podemos acerca de los resultados del Censo del 2020. Como recordatorio, algunas de las otras formas en las que medimos la calidad del Censo del 2020 incluyen:

Además, el 25 de agosto, la Oficina del Censo proporcionará las tasas de falta de respuesta por preguntas para el conteo de la población, la edad o fecha de nacimiento, la raza y el origen hispano. Estas tasas estarán disponibles para el país, los 50 estados, el Distrito de Columbia y Puerto Rico.

En la Oficina del Censo tenemos el compromiso de compartir lo que sabemos, cuando lo sabemos, para ayudar al país a comprender la calidad de los resultados del Censo del 2020. Continuaremos actualizando la página web Calidad de los datos del Censo del 2020 a medida que se disponga de nueva información. 

 

Top

Regresar al encabezado