U.S. flag

Un sitio oficial del Gobierno de Estados Unidos

Saltar encabezado


Tasas de falta de respuesta por preguntas

Written by:

Tiempo de lectura estimado: 8 minutos

Anteriormente este mes, la Oficina del Censo publicó el Archivo resumen de los datos del Censo del 2020 para la redistribución legislativa (Ley Pública 94-171) (en inglés). Estos son los primeros resultados detallados del Censo del 2020 que incluyen características demográficas y conteos de la población para numerosas áreas. Entre muchos otros usos, los estados pueden optar por usar los datos sobre raza, origen hispano y de la población en edad de votar para redefinir los límites de sus distritos congresionales y legislativos estatales.

Cuando los usuarios de datos usen estos archivos, es importante que consideren la calidad de los datos. Este año hemos proporcionado información sobre el Censo del 2020 en forma de métricas operacionales de calidad (en inglés) que analizan varios factores, tales como la manera que obtuvimos una respuesta para cada dirección. Las métricas operacionales de calidad se publicaron para el país y para cada estado.

Hoy estamos publicando otro indicador, las tasas de falta de respuesta por preguntas para las preguntas del conteo de la población, la edad o fecha de nacimiento, la raza y el origen hispano, características que están presentes en los datos para la redistribución legislativa.

¿Qué es la falta de respuesta por preguntas y por qué es importante?

Existen dos tipos básicos de falta de respuesta en los censos y las encuestas.

  • La falta de respuesta por unidades de vivienda ocurre cuando no hay ninguna respuesta de las personas que viven en una dirección en particular.
  • La falta de respuesta por preguntas ocurre cuando la persona encuestada proporciona alguna información pero no responde a todas las preguntas de la encuesta o el censo.

Calculamos las tasas de falta de respuesta por preguntas antes de usar las técnicas estadísticas de edición e imputación de características (en inglés) para completar la información que falte. Al calcular las tasas no tenemos en cuenta la validez de las respuestas. Por ejemplo, si una persona encuestada marca múltiples casillas para la pregunta sobre la relación, editamos esa respuesta en el posprocesamiento, pero no lo consideramos como una respuesta que falta. 

¿Qué tasas de falta de respuesta por preguntas están disponibles hoy?

Estas métricas están disponibles en una tabla descargable (en inglés). Los números de la publicación de hoy (así como todas las métricas operacionales de calidad ya publicadas) también están disponibles en la página web Calidad de los datos del Censo del 2020 (en inglés).

Las tasas de falta de respuesta del Censo del 2020 para cada una de las preguntas de los datos para la redistribución legislativa (conteo de la población, edad o fecha de nacimiento, raza y origen hispano) están disponibles para el país y para cada estado. También se proporcionan las tasas de falta de respuesta por preguntas correspondientes del Censo del 2010.

Además, como sabemos de investigaciones anteriores, hay diferencias según el modo de respuesta. Así que hemos calculado las tasas de falta de respuesta para estas preguntas por cada operación del censo.

  • Autorrespuesta: Los hogares responden por su cuenta. Proporcionamos las tasas de respuesta para autorrespuesta en general y las desglosamos por respuestas por internet, mediante cuestionarios impresos y por teléfono.
  • Seguimiento por Falta de Respuesta (NRFU): Un censista recopiló la respuesta de un miembro del hogar o de un sustituto de la persona encuestada, tal como un vecino, un administrador del edificio o un propietario. El Censo del 2020 también usó registros administrativos de alta calidad, datos que ya tenemos sobre el hogar, para recopilar los datos del censo. Proporcionamos las tasas de respuesta de NRFU en general, y para las enumeraciones por miembro del hogar, sustituto de la persona encuestada y registros administrativos.
  • Otras operaciones de unidad de vivienda: Esta categoría incluye principalmente operaciones más pequeñas, tales como Actualizar y Enumerar, que contó a las personas que viven en partes remotas del país.
  • Alojamientos de grupo: Esta operación contó a las personas que viven en arreglos de vivienda de grupo, tales como instalaciones de hogares de ancianos, barracas militares y residencias universitarias.

Por último, para cada una de estas operaciones del censo estamos reportando el porcentaje de respuestas que proporcionó solamente el conteo de la población (sin ningún otro dato).

Puntos clave

Estas son algunas conclusiones:

  • Como mencionó Ron Jarmin, nuestro director interino, en un blog reciente, las tasas de falta de respuesta para la mayoría de las preguntas fueron más altas en el Censo de 2020 que en los censos anteriores. Esas tasas se calcularon usando un archivo de datos preliminares con respuestas duplicadas. Para esta publicación, calculamos las tasas usando un archivo sin los duplicados y vimos que las tasas de falta de respuesta por preguntas del Censo del 2020, aunque son más altas que las tasas del Censo del 2010 para la mayoría de las preguntas, son más bajas de lo que habíamos pensado inicialmente. Es algo normal y esperado que la Oficina del Censo mejore las estimaciones iniciales con trabajos posteriores, y nos complace que nuestros esfuerzos revelan un panorama con más matices con la falta de respuesta por preguntas.
  • Nuestros cálculos revelan que la mayoría de las tasas de datos que faltaron fueron bajas en general. Entre todos los hogares ocupados en la nación, las tasas oscilaron entre 0.52 % para el conteo de la población y 5.95 % para la edad o la fecha de nacimiento. En comparación, el rango nacional de falta de respuesta por preguntas del 2010 fue de 1.43 % para el conteo de la población y 3.99 % para el origen hispano.
  • Las tasas de falta de respuesta para la mayoría de las preguntas fueron menores para los hogares que respondieron por su cuenta, ya sea por internet, por teléfono o por correo. Esto es cierto sobre todo para las personas encuestadas que respondieron por internet o por teléfono, debido probablemente en parte a que el cuestionario de internet (que los representantes también usaron para capturar las respuestas por teléfono) les recordaba a las personas que proporcionaran una respuesta si trataban de omitir una pregunta. Entre las personas encuestadas por internet, el total de falta de respuesta por preguntas en los EE. UU. osciló entre 1.37 % para la edad o fecha de nacimiento y 2.19 % para la raza.
  • Entre los hogares que enumeraron los censistas en nuestra operación de NRFU, las tasas de falta de respuesta para las preguntas demográficas (edad, origen hispano, raza) fueron más altas cuando quien proporcionaba los datos era un sustituto de la persona encuestada, tal como un vecino o un propietario. Esto no es sorprendente, pues no se espera que las personas que no viven en una residencia tengan pleno conocimiento de las características demográficas de sus vecinos, tales como la edad o la raza. Además, los resultados confirman lo que sospechábamos: que los registros administrativos nos proporcionan datos más confiables que los sustitutos de la persona encuestada, puesto que los registros administrativos tienen una tasa más baja de falta de respuesta por preguntas. Por ejemplo, a nivel nacional entre las entrevistas de miembros del hogar en el NRFU, cerca del 8.71 % no tenía la raza, comparado con el 41.22 % entre los sustitutos de la persona encuestada Por otra parte, solo nos faltaba el 18.10 % de estas respuestas demográficas para las personas enumeradas mediante registros administrativos.
  • Los alojamientos de grupo tendían a tener tasas de falta de respuesta por preguntas relativamente altas en las preguntas y en los estados. Por ejemplo, a nivel nacional a las respuestas de alrededor del 17.81 % de las personas que vivían en alojamientos de grupo les faltaba la edad o fecha de nacimiento. Hemos hablado antes de los varios desafíos, en particular por la pandemia de COVID-19, que afectaron nuestras operaciones de alojamientos de grupo (en inglés).
  • Algunos estados tuvieron tasas de falta de respuesta por preguntas más altas de manera congruente. Esto tiene algunas explicaciones basadas en la investigación (en inglés). Por ejemplo, los estados con poblaciones más altas de hispanos o latinos tendieron a tener más falta de respuesta para la pregunta sobre raza, porque es menos probable que las personas encuestadas se identifiquen con las categorías de raza que existen actualmente.
  • Es importante tener presentes los efectos del método de respuesta cuando se comparen las tasas de falta de respuesta por preguntas entre el Censo del 2020 y el Censo del 2010. Alrededor del 80 % de los hogares que respondieron por su cuenta en el 2020 lo hicieron por internet, pero en el 2010 no había opción de responder por internet. Esto significa, por supuesto, que no tenemos tasas de falta de respuesta comparables para las respuestas por internet entre las dos décadas. También significa que debemos ser cautelosos al comparar las tasas para las repuestas en cuestionarios impresos. Alrededor del 18 % de las personas que respondieron por su cuenta en el 2020 enviaron el cuestionario impreso por correo, mientras que casi todas las respuestas por su cuenta en el 2010 fueron en cuestionarios impresos. Esos dos grupos tienen tamaños radicalmente diferentes y esperamos, basándonos en investigaciones previas, que también tengan características demográficas y sociales significativamente diferentes. Es probable que los múltiples modos de autorrespuesta disponibles en el Censo del 2020 y los diferentes momentos en que se enviaron los cuestionarios impresos también afecten la comparabilidad directa.

Al analizar todo esto en su conjunto, sabemos que hay un rango en la magnitud de las tasas de falta de respuesta entre las operaciones de recopilación de datos. Algunos resultados (por ejemplo, con las enumeraciones del NRFU con sustitutos de la persona encuestada o en alojamientos de grupo) Pero la vasta mayoría de los hogares del país proporcionó datos de alta calidad y respondió a la mayoría de las preguntas del censo. 

¿Dónde puedo encontrar más información sobre la falta de respuesta por preguntas?

Como parte del programa de Evaluaciones y Experimentos (EAE) (en inglés) del Censo del 2020 vamos a publicar el informe Evaluación de la Falta de respuesta e Imputación el próximo verano. En informe contendrá resultados exhaustivos sobre la falta de respuesta por preguntas, incluyendo métricas para todos los temas de datos disponibles hoy, y además la tenencia del hogar (propiedad o alquilado), sexo y parentesco, así como la imputación detallada y tasas de sustitución.

¿Qué otros indicadores de calidad estarán disponibles?

Durante este año, hemos estado compartiendo tanta información como podemos acerca de los resultados del Censo del 2020. Como recordatorio, algunas de las otras formas en las que medimos la calidad del Censo del 2020 incluyen:

En la Oficina del Censo tenemos el compromiso de compartir lo que sabemos, cuando lo sabemos, para ayudar al país a comprender la calidad de los resultados del Censo del 2020. Continuaremos actualizando la página web Calidad de los datos del Censo del 2020 a medida que se disponga de nueva información. 

 

Top

Regresar al encabezado