U.S. flag

Un sitio oficial del Gobierno de Estados Unidos

Saltar encabezado


Censo del 2020: Métricas de calidad, Publicación 2

Written by:

Estimated reading time: 5 minutes

Hoy publicamos el segundo grupo de métricas operacionales de calidad del Censo del 2020. El 26 de abril publicamos el primer grupo de métricas de calidad junto con los primeros conteos del Censo del 2020.

Las métricas operacionales de calidad proporcionan información importante sobre la calidad del censo al examinar cómo obtuvimos una respuesta de cada dirección.

En este blog proporciono lo más destacado de la publicación de hoy, como lo hicimos con el primer conjunto de datos publicados en nuestro blog Examinar las métricas operacionales de calidad.

¿Qué se incluye en la segunda publicación de las métricas operacionales de calidad?

La primera publicación de las métricas operacionales de calidad se enfocó en cómo resolvimos si cada dirección, incluyendo las unidades de vivienda y los alojamientos de grupo, estaba ocupada o desocupada, si se eliminaba o si permanecía sin resolver. Esta segunda publicación se enfoca en las unidades de vivienda ocupadas y desocupadas, y en el tamaño del hogar de las unidades ocupadas. Las unidades de vivienda ocupadas son alojamientos, tales como una casa, un apartamento o una casa móvil, donde vive o se queda por lo menos una persona.

En la publicación de hoy, proporcionamos las métricas de los hogares donde hay una persona y dos personas según las categorías de la operación del censo de la que obtuvimos la respuesta (tales como Autorrespuesta, Seguimiento por Falta de Respuesta, otras operaciones del censo o de imputación del conteo), y el porcentaje de unidades de vivienda ocupadas y desocupadas por operación del censo.

Estas métricas nos permiten examinar cómo puede haber variado la recopilación de datos según el tamaño del hogar. Al igual que con nuestra primera publicación de métricas operacionales de calidad, es importante tener en cuenta que una diferencia en estas métricas entre dos décadas o entre los estados no es necesariamente mejor o peor, sino que es información útil mientras continuamos examinando las operaciones del censo.

¿Cómo se pueden ver las métricas operacionales de calidad?

Estas métricas están disponibles en forma de un panel de información interactivo y una tabla descargable. El panel de información hace que sea fácil comparar las métricas entre los estados y en relación con los números a nivel nacional. (Este panel de información es similar —aunque se produce por separado— al panel de información Censo del 2020: Métricas operacionales de calidad, publicado el 26 de abril).

Las métricas comparables del Censo del 2010 también están disponibles en el panel de información y en la tabla.

Las métricas de la publicación de hoy (así como las de la publicación de abril) están disponibles en la página web Calidad de los datos del Censo del 2020.

Puntos clave

Estas son algunas conclusiones:

  • El tamaño promedio de un hogar fue similar entre las operaciones del censo y entre las dos décadas. El tamaño promedio de un hogar fue de 2.4 personas tanto para los hogares que respondieron por su cuenta al Censo del 2020 como para los hogares enumerados en el Seguimiento por Falta de Respuesta. Estos promedios fueron similares a los del Censo del 2010: 2.5 personas por hogar que respondió por su cuenta y 2.6 personas por hogar que respondió mediante el Seguimiento por Falta de Respuesta.
  • Entre los hogares que respondieron por su cuenta, en el 26 % de los hogares ocupados vivía una sola persona y en el 35 % vivían dos personas. Ambos son similares a las porciones correspondientes del Censo del 2010 (el 26 % y el 35 %, respectivamente).
  • Entre los hogares enumerados en el Seguimiento por Falta de Respuesta, en el 33 % de los hogares ocupados vivía una sola persona y en el 27 % vivían dos personas. Estos valores son comparables al 30 % en hogares con una persona y al 27 % en hogares con dos personas en el Censo del 2010.
  • En general, el 70 % de todas las unidades de vivienda en el Censo del 2020 (incluyendo las unidades ocupadas y las desocupadas) se contaron mediante la autorrespuesta. Cerca del 8 % de los hogares proporcionó una autorrespuesta sin una identificación del Censo o Census ID (respuesta “sin ID”), el número único que asocia la respuesta con la dirección física correcta. Esta fue una de las innovaciones de la manera en que se diseñó el Censo del 2020, lo cual proporcionó flexibilidad para que las personas pudieran responder al censo en cualquier momento y en cualquier lugar. En comparación, el 63 % de todas las unidades de vivienda ocupadas o desocupadas en el Censo del 2010 se resolvieron mediante la autorrespuesta y menos del 0.5 % de esas unidades se resolvieron sin una identificación, tal como mediante una respuesta en un formulario “Sea Contado”.
  • En el Censo del 2020, el 77 % de los hogares ocupados se enumeraron mediante la autorrespuesta. Esto es más que el 71 % enumerado mediante la autorrespuesta en el Censo del 2010. Nuestra investigación muestra que la autorrespuesta tiende a proporcionar los datos de mejor calidad acerca de los hogares ocupados. En cambio, como se esperaba, la mayoría de las unidades de vivienda desocupadas se enumeraron durante el Seguimiento por Falta de Respuesta: el 75 % con un miembro del hogar o sustituto de la persona encuestada y el 13 % mediante registros administrativos en el 2020, y el 95 % con un miembro del hogar o sustituto de la persona encuestada en el Censo del 2010 (el uso de registros administrativos fue algo nuevo para el Censo del 2020).

Desde el punto de vista de la demografía, estos números preliminares son la primera información que hemos compartido del Censo del 2020 acerca del tamaño del hogar. Los datos adicionales acerca del tamaño del hogar estarán disponibles en futuros productos de datos del Censo del 2020.

Desde el punto de vista de la calidad, las métricas muestran que la forma en que recopilamos información para hogares de diferentes tamaños es congruente con el Censo del 2010 y esa congruencia sugiere una calidad comparable. Continuaremos examinando estas métricas en nuestros análisis operacionales.

Si bien no hay un solo número que cuantifique definitivamente la calidad del censo, examinar estas métricas y compararlas entre zonas geográficas y con censos anteriores puede proporcionar más información sobre cómo nuestras operaciones y procesos influyeron en nuestra habilidad para contar con precisión a la población de nuestra nación.

¿Qué otros indicadores de calidad estarán disponibles?

Proporcionar estas métricas operacionales de calidad es otro ejemplo de los esfuerzos de la Oficina del Censo para asegurar una alta calidad en los conteos del Censo del 2020. Con una transparencia sin precedentes, compartimos los mismos métodos y métricas que usamos para revisar el Censo del 2020, y planeamos dar a conocer métricas de calidad adicionales junto a la publicación de los datos para la redistribución legislativa.

Otras formas en las que medimos la calidad del Censo del 2020 incluyen:

En la Oficina del Censo tenemos el compromiso de compartir lo que sabemos, cuando lo sabemos, para ayudar al país a comprender la calidad de los resultados del Censo del 2020. Continuaremos actualizando la página web Calidad de los datos del Censo del 2020 a medida que se disponga de nueva información.

 

Top

Regresar al encabezado